miércoles, 28 de enero de 2009

La increible y triste (alegre?) historia de un AC30 y su fortuna desalmada



El amplificador que usted observa arriba es un gran exponente de la amplificación de guitarras, un Vox AC30, legendario amplificador que más de un buen guitarrista ha tomado como su amp predilecto. La historia de este joven nace en un 23 de diciembre de 2007, fecha en la que es comprado en un almacén musical de la capital. El joven transcurre sus primeros 7 meses de vida (y garantia) sin ningun problema, hasta que un buen dia el man decide cortocircuitarse y morir, situacion por la cual regresa a su hogar original: el almacén musical de la capital.

Al estar el mismo dentro de garantía, la empresa acepta la responsabilidad y decide arreglarlo y entregarlo sin recargo alguno. He allí donde empieza la historia triste del muchacho. Después de miles de engaños, excusas y demás patrañas por parte del almacén musical de la capital, el amp no es arreglado y le mantienen a la espectativa a quien le escribe por 4 meses. Antes de esto, entrado el 3er mes de espera, quien le escribe decide ponerles abogado a estos manes para que se apresuren o devuelvan la plata, lamentablemente los empresarios estos no hacen ninguna de las dos cosas y le siguen dando largas al asunto. Yo abogaba con mi abogada, que en tal caso me den un amp nuevo ya que ellos no son eficientes para entregar el amp del que hablamos, situación ante la cual el almacén se niega rotundamente. El tiempo sigue transcurriendo y en esta semana, al llamarlos me informan que el amp está arreglado y que lo están enviando a Quito desde Guayaquil, que me llamarán al dia siguiente para coordinar la entrega del mismo.

Esta gente no me llama al día siguiente, 2 días después decido llamar a ver que ha pasado con el mismo cuando me responden: "estás de suerte loco, le asaltaron al camión que traía los equipos de Guayaquil, entre esos tu Vox AC30 y te vamos a dar uno nuevo por este inconveniente".

Pudimos haber hecho eso mismo el día en que fuí a entregarles el amp dañado, y todos ganabamos, yo salía contento con un amp nuevo y funcional, y ellos tenian un amp dañado al cual arreglar, que siempre es más valioso que un amp robado digo yo no?

Karma is in da house.

10 comentarios:

veniversum dijo...

jajaja se podría hacer todo un documental acerca de eso,al estilo Michael Moore.
Pero bueno esperemos que el nuevo Vox AC30 venga sin karma incluido esta vez.

Saludos.

Tuchis dijo...

A me paso algo parecido con un nintendo pero hasta a la fecha no me lo devuelven lo bacan es que como préstamo hasta q arreglen el nintendo me prestaron un ATARI que le saque el sucio y es más creo que me gustaba mas ja.

LeX dijo...

Haz de cuenta que nunca te lo dieron, y en un concierto te das el lujo de despedazarlo, seras el primero por estas tierras en destrozar una de estas JOyas...

Consejo de Popeye el marino...

Ludovico dijo...

pfff un vox. que buen ampli!

Anónimo dijo...

todo eso SI ES QUE realmente se robaron el ampli. mas vale se inventaban esa escusa hace 7 meses y telo daban igual. poca imaginacion y tarde la de los muchachos

Emilia dijo...

http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=247833&id_seccion=4 quizas ese link pueda resolver algo je! creo q tu ampli entraria dentro de la categoria: otro tipo de mercaderias. q vaina estos manes pero bueno hubo un final feliz! ojala no se demoren en entregarte el nuevo... gocele a su equipito!
beso kiriku

Minmey dijo...

me recuerda a la historia de un cierto computador indocumentado...
Abrazos

wAlter diEgo dijo...

... and blown speakers...

Autómata dijo...

y el robado estaba reparado?

jaja para irlo a buscar donde los casi extintos cachineros en gye

Fernando Bassquez R. dijo...

cómo me entretengo leyendo tu vida loco!