lunes, 31 de enero de 2011




sería una gran historia si no sufriera de un terrible inconveniente: la historia no existe.

en Egipto se dan revoluciones de forajidos que acá nos conocemos de memoria, me dan ganas de tomarme una Aguila fria, por alguna razón nunca desayuné y solo almorcé y a las 2 am no me da mucha hambre. I can't stop I can't breathe I can't think I'm in love again. can't see the forest for the trees. Run Forrest Run.

mi piel extraña la constante descarga solar, común en tierras caribeñas. la rutina se ha vuelto mas rutinaria de lo pronosticado y mi corazón extraña latir, un musculo más desgastado como todo el resto, carente de fitness team. rin tin tin.

me invento historias en la cabeza para tener algo en que ocupar mis neuronas y darles actividad a las muchachas. miro al futuro aterrado y me calmo a mi mismo diciendo "todo va a ser diferente, lo que sientes de alguna manera magica va a ser borrado y vas a sentir lo que no sientes" me invento historias en la cabeza para tener algo en que ocupar mi pecho que carece de su momentum. me invento historias en el corazón del próximo siglo para obligar a ese músculo a mantenerse ejercitado.

me siento a leer nombres en una lista e intento darles sabores, darles valoraciones, califico todo, nombres reprueban - nombres aprueban. cierro la lista, me duermo y todo vuelve a empezar de nuevo:

sería una gran historia si no sufriera de un terrible inconveniente, la historia no existe.



2 comentarios:

Truly Gomez dijo...

buen texto

Iwviana dijo...

yo creo que ahora tu historia existe en mi, la compartes, la escribes, la dejas y te vas... este es el resultado, mis manos se obligan con cariño a comentar jeje